domingo, 27 de abril de 2014

La mirada del hombre senegalés.

He tenido algunos problemas para darle un nombre a este artículo, y también para buscar la voz o la perspectiva desde la que escribirlo.  Finalmente y como siempre, lo único que puedo hacer es hablar desde mi  experiencia,  y de mi manera de interpretarla, las cuales quizás coincidan con las de otras personas, pero que serán necesariamente diferentes a la de otras muchas.

Cómo mujer que ha sido educada en la idea de libertad y en la igualdad de género, no puedo dejar de hablar de algo que me sorprende y a veces me enfada de este país, y es la actitud, en mi opinión, bastante generalizada de los hombres senegaleses hacía las mujeres. 

Antes de decidir venir a Senegal, busqué experiencias de mujeres que hubieran viajado solas y que me dieran algunas pistas sobre la cultura en la que iba a sumergirme. Pero no encontré nada por lo que inquietarme, todas las recomendaciones eran en este sentido positivas, y no presté mayor atención a las voces que hablaban sobre la insistencia de los hombres a la hora de abordar a las mujeres. 

Y es que ahora puedo afirmar, que una mujer sola puede tener una bella experiencia en Senegal de viaje o de vida, he tenido la ocasión de viajar en solitario en varias ocasiones por estas tierras africanas y nunca me encontré en ninguna situación dónde me sintiera incómoda o notara sensación de peligro. Sin embargo, también pienso que es interesante saber para cualquier mujer que se adentra en una cultura desconocida, la mirada que caerá sobre ella simplemente por el hecho de ser mujer. A lo que se suma en este contexto, el hecho de ser "toubab" (blanca). Quizás pueda seros útil, saber que aquí algo que nos daría miedo en Europa o nos haría reír, como que un hombre te siga por la calle y te insista en que le des su número de teléfono, o que te diga que te ama sin haber cruzado contigo más que un simple "bonjour, ça va?", aquí es normal.

Porque si vienes a Senegal, mujer, en la primera semana te sentirás bella y deseada por los hombres de este país, al octavo día empezarás a entender el juego, pero al noveno probablemente ya te habrás cansado de jugar. Rápidamente aprenderás a a usar las frases que convienen para desembarazarte de la presencia de algunos hombres que insisten en conocerte:  “estoy casada y vivo aquí con mi marido. “Sí, mi marido es senegalés”  llegarás a decir cuando el hombre que te interroga te diga: "¡ah! Estás casada con un español, pero tienes que buscar un marido senegalés”  A veces las ocurrencias de los hermosos hombres senegaleses te parecerán divertidas y te harán sonreir, pero otras veces, volverás cansada del trabajo, absorta en tus pensamiento y con muchas ganas de llegar a casa, y te abordarán en la calle, haciendo la típica onomatopeya "chsiiii", que quiere decir “Date la vuelta y ven” y que lo mismo la usan para parar a un taxi que a una mujer, y apretarás el paso, ya lo creo que lo apretarás, con tal de no verte envuelta en la misma conversación de siempre, esa que comienza por “te he visto por aquí y siento que me encantas…”

Y es que la actitud de los hombres senegaleses hacía las mujeres navega entre la puerilidad y el machismo, por eso, a veces su manera de actuar te da ganas de reír y otras de llorar, y no digo esto último de manera peyorativa, es sólo que me causa tristeza ver la incapacidad del género masculino para establecer una relación afectuosa con una mujer sin que haya primero y claramente un interés de por medio. Aquí es difícil bucear en la sensibilidad de los hombres, ellos no esperan eso de una mujer, los roles culturales pesan mucho, los roles modelan el carácter y limitan  las relaciones, sientes que hay menos matices, y mucha menos posibilidades de entablar una relación de amistad duradera con el sexo contrario.


Muchos de los abordajes de los hombres aquí se acaban cuando dices que estas casada, pero a veces la insistencia de algunos a pesar de este dato, puede resultar verdaderamente incómoda. Recuerdo un hombre con con el coincidí dos veces de camino al trabajo, la primera vez ya me dijo que le gustaba y la segunda esperando el autobús para volver a casa, me pidió que le diera mi número de teléfono, para tomar un té de vez en cuando, "ser amigos y hablar". “¿Porqué no me das tú número? Me gustaría conocerte” me insistía, yo le decía de la mejor manera de la que en esos momentos era capaz, que no disponía de mucho tiempo en mi vida, que ya tenía muchos amigos, que no quería ser desagradable, pero que no solía dar mi número de teléfonos a desconocidos, recuerdo además que ese día había acabado saturada de mi clases y tenía muchas gana de estar en silencio. Pero la retahíla de excusas que le daba,  no parecían poner punto final a su insistencia. Finalmente le dije: “Es que yo no tengo ganas de conocerte, ¿sabes?” podía haberse acabado aquí la conversación ¿verdad? pues no, él me preguntó aún: “¿Por qué no?” Y es que pareciera que si hay algo que un hombre senegalés no acepta muy bien, sobre todo si viene de una mujer es un “no”. Me he dado cuenta que  muchos se muestran sorprendidos cuando les rechazas,  ofendidos o celosos, incluso cuando nunca has tenido una relación cercana o íntima con ellos, como si sólo por el hecho de desearte ya les pertenecieras.

 Andar por la calle, ir en el autobús, montar en el taxi, y que el hombre que tienes más cerca te diga, “Estoy buscando una mujer blanca, ¿me das tu número?” es bastante normal. Yo no sé cuántas veces la oído, incluso de la boca de conocidos, estando sus mujeres senegalesas al lado: “me gustaría tener una mujer blanca”  y tú estás allí delante, y eres blanca, cumples el requisito, así que te hacen sentir que les vales.  Por supuesto que no merece la pena ofenderse, hay que verlo más bien desde una perspectiva antropológica para entenderlo, la manera de relacionarnos hombres y mujeres es cultural, y atiende a comportamientos aprendidos en el seno de nuestra sociedad y a pequeña escala, nuestra familia, nuestro colegio y nuestro entorno más próximo, e igual ocurre con la manera de expresar u ocultar nuestros sentimientos. La sensibilidad y el respeto, las ideas de igualdad, son sólo ideas que si no te enseñan, no aprendes, tienes que conocerlas de alguna manera, estar en contacto con ellas y ponerlas en práctica y mucho antes de eso, creer en ellas.

 Ofenderse no, pero estas actitudes te invitan a reflexionar sobre las todavía dolorosas desigualdades de género y del sufrimiento que éstas provoca en nuestras sociedades. Es imprescindible que cada uno de nosotros, hombres y mujeres, nos preguntemos que rol  jugamos en este conflicto y si fomentamos con ello las injustas diferencias de género.

Como mujer aquí, me siento a veces cosificada, con un margen muy limitado para expresar opiniones y sentimientos y compartirlas con el género masculino, algo que para mí ha sido y es habitual en mi vida.

“te quiero” “te amo” “me gustas”  son sonidos que escuchas aquí mucho antes de que ese sentimiento llegue a materializarse, mucho antes de que se crucen las miradas y los cuerpos. Se dicen como tantos otros, completamente desligadas de su verdadero significado. Sólo sonidos. Primero llegan a tus oídos, y después a los de las demás, porque cualquier cordero quita el hambre, desde el más pequeño hasta el más grande. Viviendo y trabajando con europeas ha sido muy fácil constatar esta manera de actuar de muchos hombres, que consiste en ir tentando a la suerte con cada una de nosotras en un periodo extremadamente corto de tiempo, mismas palabras, mismos mensajes, misma insistencia.  De tan superficial finalmente gracioso, aunque no creo que lo sea tanto para las mujeres que se enamoran de un hombre senegalés.


Lo que está claro es que lo que entendemos por AMOR en Europa, todo ese concepto lleno de frases e ideas en el que nos gusta tanto detenernos, o eso que hemos dado en llamar "romanticismo" aquí en Senegal, es otro tipo de transacción diferente, como lo es la manera de los hombres de aproximarse a las mujeres y viceversa. Un juego parecido pero con papeles distintos. 

Cuando empiezas a tener una relación más o menos de amistad con un hombre africano una de las primeras cosas que te dice es: "¿Cuando vas a cocinar para mí?" y yo siempre respondo, "¿y tú, cuando vas a cocinar tú para mí?"  

Difícil de aceptar como digo para alguien entrenado en el discurso de la equidad de género.

"or voilà qu'il découvrait qu'il étais raide cinglé de cette fille dont il ignorait  Jusqu'au son nom, qu'il voyait pour la première fois, et il étais convaincu qu'elle était la femme de sa vie, celle que le bon die lui avait predestinée, celle qu'il attendait, et qu'il aimera toujours. Il fallait qu'il le lui dise, ici et maintenant"
 Ramata, (Abasse Ndione)








17 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola,lo siento por lo que le ha pasado a Senegal y también a sus otras compañeras que han vivido estas experiencias descritas en el texto. Selo digo que Senegal es un país africano que lleva mucho retraso en mucho ámbitos...Muchas personas son incultas para actuar como se debía de hacer respectando la área intima de las personas;pero también por mucho,la población africana en general y particularmente senegalés,su sueño es irse en Europa y crearse las condiciones para ganar dinero(no saben que ahora en Europa no hay nada).Entonces aquellas indignas se ponen a ligarse con toubab por un fin casarse con el toubab para que le puede llevar a Europa.Infortunadamente por mucho algunas mujer europeas "desesperada en amor" aceptan a jugar el juego para pasarlo bien y cada uno se cree que es el más listo aprovechando del otro para lograr su meta con su falso amor.Señora,creo que como ha hecho esta observación sobre el comportamiento de aquellas personas que se acercaron de usted habrá visto a otros hombres africano dignos respetables que ni se dieron cuenta que existiera a su lado...Me habría gustado que lo pusiera en su texto para ayudar a otros lectores de su blog que no conocen africa o Senegal antes de quedarse con algunos estereotipos en los cuales se crean que el Africano o el Senegalés es alguien sin civilización o simplemente un "vulgar tonto" ....¡todos no somos asi!Habra siempre un contraste y este contraste existe en todos países..Siempre habrá gente respetables y otras que son lo que son.
    Señora,Senegal es un país por donde gente practican mayoritariamente su religión (católica o musulmana las más practicadas) en esta religiones no se admite igualdad de genero pero el respecto del ser humano (que sea de genero masculino o feminino).Ir a decir "Y es que la actitud de los hombres senegaleses hacía las mujeres navega entre la puerilidad y el machismo" para mi con muchas humilidades,es una falta de respecto criticando la forma de vivir de otras personas que están bien conviviendo de esta manera que no le guste usted.Señora,le recuerdo que 50 años antes España vivía de esta misma manera o peor .Con el régimen de Franco,ha pasado tiempo con la democratisación del sistema que progresivamente se cambiaron las malas costumbres con la instauración de la libertad y de la educación generalizada.Senegal es uno de estos países que todavía le faltan para disfrutar de esta libertad que por mucho hace perder algunos valores importantes como la ética.La aceptación del otro es un valor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Lo cierto es que muchos Senegaleses vienen aquí a España y proceden de la misma forma con respeto a las mujeres. Las personas son todas diferentes y las hay con educación y si también

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario, es muy interesante tener la opinión de un hombre senegalés,
    Yo elegí venir a Senegal y si has tenido oportunidad de leer el resto de mi blog verás que me encanta este país y que he sido y soy muy feliz en él.

    Por supuesto que en España había y hay mucho machismo, no hay nada más que ver las tristes cifras de violencia doméstica… Pero las cosas han cambiado mucho desde hace 40 años, y hoy en día el discurso sobre igualdad de género está en todos lados, es algo que se debate en la sociedad y en la política. Se cambian leyes, se cuestionan otras, y se considera el machismo como algo inaceptable. . Hay un sentimiento o una creencia de que “hay algo que cambiar” algo que atañe a hombres y a mujeres. Senegal sin embargo, está muy lejos todavía de ese “hay algo que cambiar”, la cultura predomina por encima de los derechos del hombre, de la paridad y de la justicia. Yo me permito ser crítica con este país, como ya lo fui con Perú, con Bruselas y con mi propio país, y lo seguiré siendo allá donde vaya mientras siga observando el mismo sufrimiento en todos lados. Debajo te enlazo mi anterior blog dónde crítico profundamente algunos aspectos de mi cultura.
    En cuanto al turismo sexual en Senegal y en otros países de África, existe, pero es algo buscado, y aceptado por las dos partes, no creo que ninguna mujer europea ponga el cuchillo al cuello de un hombre senegalés para que se acueste con ella, no. Los que ponen el cuchillo al cuello, son todos los políticos que en los últimos 50 años han pasado por este país y no han sido capaces, aun viviendo en la paz y en la democracia, de sacarlo de la pobreza, algo que ha producido situaciones como el turismo sexual del que hablamos del que tanto los de allí como los de aquí se aprovechan, el problema de los talibés, y otras cuestiones de las que algún día quizás también hable…

    http://quehagoaquienelmundo.blogspot.com/search/label/Gente%20sin%20hogar

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. que interesante es este artículo, muchas gracias
    conocí Senegal gracias a unas amigas que tienen una ong para hacer cosas en el sur de Senegal y la verdad es que esto que aquí se cuenta es exactamente lo que pasa y a veces hay verdadero agobio, la presión dee los hombre sobre las mujeres solas puede ser insufrible en algunos lugares,
    pero hay que señalar muchas mujeres blancas viajan allí en busca de hombres y luego esto se generaliza, toda mujer blanca sin un hombre al lado piensan es una buscadora de carne
    me dio vergüenza cómo algunas de las mujeres de la misión sanitaria de la ong en realidad aprovechaban el viaje sin remilgos para disfrutar el sexo de chavales 25 y 30 años mas jovenes que ellas a cambio de que les pagaran gastos y les dieran ayudas económicas, chicos jóvenes que su futuro y su único trabajo es prostituirse como "acompañantes" de europeas necesitadas de sexo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me interesa mucho tu comentario. soy periodista. podrías escribirme por privado a danmagno2000@hotmail.com por favor.

      Eliminar
  7. Creo que los dos teneis parte de razón, pues como en todas partes hay de todo, yo tambien conoci Senegal a traves de una ong, y me enamore de su gente y de este
    pais,, pero con el tiempo sin que confluyan ninguna parte de lo que mencionais, he podido darme cuenta de más cosas, y hay chicas que comentan que (son lobos con
    piel de cordero) por el daño que les han hecho, pues lo del corazón duele mucho pero quiza más lo del dinero, en fin que he llegado a la conclusión que lo que tus ojos ven
    e intentas ayudar a veces sin poder,, los chfs, mandán y se timan entre ellos, , claro que como en muchas partes pagan justos por pecadores, os dejo mi opinión, que seguramente abra para todos los gustos y colores.

    ResponderEliminar
  8. Mi experiencia ha sido "brutal" senegales encantador, amable,bueno, durante tres años, cambia radicalmente cuando quedo embarazada queríendo un bebé,entoces poco a poco el maltrato psicólogico empieza a ser brutal, me pide de malas forma enviar dinero a su familia,mis pertenecias son suyas según él y un amigo,me siento como si no fuese persona,no hables con tú familia,todo los blancos son malos,ni amigas ni nada, resultado destroza casi mi cabeza hasta q me libero con mucha dificultad,su desprecio hacia mí es brutal,es decir, sólo estaba por el interés no soy la única,por favor hombres senegaleses aunque sois muy astutos para engañar,en nuestro país la mujer es persona,no es un objeto,sois jóvenes con mente de cien años atrás,las mujeres somos importantísimas a los ojos de dios y con ello a los ojos del mundo,podemos parir hijos,luchar sin músculos fuertes y hacerlo mejor que un hombre,respetad a las mujeres, cambiar vuestras cabezas machistas,por culpa de eso,mi marido ha perdido a la mujer más buena que podía encontrar y dudo que vuelva a poder ser tan feliz cómo lo fue conmigo hasta que su cara cambió,no lo odio me da mucha pena,no logré que aprendiese más porque se dejaba enseñar pero luego sus amigos no lo dejaban ......muy triste en ese aspecto debéis cambiar sois hombres fuertes,trabajadores, pero vuestros corazón es una piedra muy triste,saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola me llamó conchi veréis yo tengo una pareja que es de Senegal dakar llevó casi dos años con el .El es muy cariñoso atento divertido el viene a mi trabajo y después me llama todos los días para ver como estoy la cosa es que a tenido que ir a Senegal para ver su familia lleva 1 mes que esta allí el parece que a desaparecido yo me puesto en contacto con su hijo me tenido que por un traductor para poder comunicarme porque mi pareja no llama no habló con el desde que se fue el hijo me dice que el esta bien pero con el no habló esto me da de pensar que me esta mintiendo y que esta casado porque el verano pasado se le pidió los papeles para casarnos y le mandaron todos menos el certificado de divorcio y ahora esta haciendo esto me da de pensar que me miente

    ResponderEliminar
  10. Hola me llamó conchi veréis yo tengo una pareja que es de Senegal dakar llevó casi dos años con el .El es muy cariñoso atento divertido el viene a mi trabajo y después me llama todos los días para ver como estoy la cosa es que a tenido que ir a Senegal para ver su familia lleva 1 mes que esta allí el parece que a desaparecido yo me puesto en contacto con su hijo me tenido que por un traductor para poder comunicarme porque mi pareja no llama no habló con el desde que se fue el hijo me dice que el esta bien pero con el no habló esto me da de pensar que me esta mintiendo y que esta casado porque el verano pasado se le pidió los papeles para casarnos y le mandaron todos menos el certificado de divorcio y ahora esta haciendo esto me da de pensar que me miente

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho tu artículo y tu forma de trasmitirlo. Gracias por compartirlol

    ResponderEliminar
  12. Hola, la verdad este articulo de este mujer es muy de verdadero, pero es un sembra de la gente occidentales que vienen en africa para buscar chicos y chicas jóvenes, aprovechan de sus pobrecidad para tener relación sexuales con los jovenes,Es muy doloroso.se existe también en Europa gente que buscan tener relación de interés por papeles europeas y gente mayores que buscan tener relación con los jovenes extranjeros.

    ResponderEliminar
  13. una frase: Prostitucion masculina para mujeres solas, mayores, aburridas. Eso es lo que ocurre, es como si un hombre español dice que liga mucho en Cuba. Regalos, euros que van y vienen, un coche mañana, si te veo durante tres o cuatro viajes....quiza una casita.

    ResponderEliminar